viernes, septiembre 15, 2006

Primicia: escapar



En el antiguo hospital de Mazorra, Rudy Mora rueda un filme de ficción de cincuenticinco minutos titulado Escapar. Si tenemos en cuenta el éxito de teleaudiencia de Doble juego ( 2003) que tuvo pendientes de la pantalla del televisor a muchos, interesados en seguir las desgracias de dos adolescentes, Matilde (Liety Chaviano) estudiante de pre-universitario con unas libras de más, desmedida ternura y una madre trabajadora pero tozuda (Corina Mestre) e Isabel (Mónica Alonso), descarriada, carismática y marginal, hija de una madre violenta que la maltrata y termina en la cárcel (Broselianda Hernández) y que con todos esos ingredientes, violencia, amor e intolerancia, no hizo una obra maniquea, hay razones para esperar con positiva expectación el estreno que cuenta con un valioso reparto.

Escapar es uno de los verbos más usados en el cubano actual. No sólo significa huir, partir, o evadir la justicia o la cárcel para ser algo más general e intangible. “Aquí estamos, escapando” suele decirse cuando algo bueno revierte la desgracia o cuando se espera –en una especie de limbo—algo que sucederá. A veces se dice sin justificación alguna como antaño, --anota José Antonio Ramos-- se decía ¿ y a mí qué?

En el filme (cuya historia no voy a contar), el problema del protagonista (Fernando Hecheverría) es “ escapar” y al parecer es una historia de traumas muy sentidos y dolidos en los que interviene una siquiatra, para que Fernando pueda vivir con su «culpa».
Con: Fernando Hechevarría, Broselianda Hernández, Jorge Martínez y las actuaciones especiales de Adria Santana, Osvaldo Doimeadiós y Miriam Socarrás.
Música: Gerardo Alfonso.
Guión: Rudy Mora y Cary Cruz
Dirección de fotografía: Ángel Alderete.
Dirección: Rudy Mora.

De vez en cuando, por suerte, este blog tiene sus primicias.
Doble juego está en DVD –realizado por Citmatel- en una versión de una hora y algo más y hay sitios en los que se vende la de cinco horas.

1 comentario:

mucha dijo...

Escapar es una palabra difícil de pronunciar...porque para mí es negarse a vivir.