lunes, noviembre 06, 2006

Los Romaguera y la madre de Whistler



Desde hace muchos años me intriga la acotación inicial de Virgilio Piñera en Aire frío:

Sala comedor. Derecha del espectador: mesa redonda, cuatro sillas. Izquierda, un sofá, dos sillones. Frente: librero, encima del librero un busto en yeso de Beethoven. A la derecha: puerta de la calle con su gancho. Al fondo: puerta que da a un cuarto. A la izquierda, cocina de la que se verá sólo una parte. Una reproducción de La madre, de Whistler, sobre la pared izquierda. Del techo cuelga una lámpara de cuatro bombas.

La acción comienza en 1940, el segundo cuadro transcurre unos días después, el tercero, un mes más tarde. Entre el primero y segundo cuadro del segundo acto han pasado diez años; el tercero,se localiza tres meses después; el cuarto, en 1952 y el quinto en 1953. El acto tercero empieza en 1952, el segundo cuadro, en el 56, el tercero, en el 58 y el cuarto, unos días más tarde. En total, transcurren dieciocho años (1940-1958) en un espacio único, la sala- comedor de la familia Romaguera en la calle Animas 112. El paso del tiempo, el deterioro sobre los cuerpos y el alma de los miembros de esta familia cubana constituye el gran tema de Aire frío que según Virgilio es una obra “sin argumento, sin tema, sin trama y sin desenlace”( Piñera teatral 28) .
Al abrirse el telón, hay dos detalles anacrónicos: el busto de yeso de Beethoven y una reproducción de La madre, de Whistler. Los dos elementos son desconcertantes de acuerdo a un concepto naturalista. No era el decorado usual de una familia típica de la clase media. Virgilio comenta en « Piñera teatral: “Decirlo es casi una irrisión: nosotros hemos conocido desde las estrecheces de un cuarto para ocho hasta los pies descalzos y toda la gama y matices del hambre. Somos clase media, pero también somos clase cuarta o décima.” 28. El busto de yeso bien pudo pertenecer a Ana, maestra retirada, quizás el obsequio de algún alumno . ¿Pero y la reproducción? ¿La colgó Oscar en la pared? ¿Se relaciona con el papel que Piñera le asigna a la mujer en la jerarquía doméstica?
El personaje de Ana no sólo es «la madre», sino la esposa resignada que aguanta la infidelidad y las aventuras de Angel que cuando empieza la obra –con cincuenticinco años-- coquetea con una sobrina. Ana tiene cinco años menos que Angel, pero en la distancia parecen muy ancianos. Es como un paño de lágrimas en medio de la hostilidad de Oscar y Luz Marina contra Enrique. Su deseo es mantener la paz del hogar y lucha por eso en las más difíciles circunstancias. Es el pilar de la familia. Luz Marina, desde luego, es la protagonista absoluta. En dieciocho años se avejentará sobre la costura, armada de sus tijeras en una batalla campal con el calor, las cucarachas, la enfermedad y la muerte e intentando buscar “una salida, una puerta, un puente”.
Sin embargo, Piñera es tan estricto con sus objetos delirantes -- las tijeras de Luz Marina, la victrola de Falsa alarma o los sillones de El no – que La madre, de Whistler, situada al lado de la cocina que apenas se ve, tendría que estar ahí por algo más allá del cuadro mismo.
Anna Mathilda Mc Neill, la célebre «madre» del pintor nació en 1804 y fue la segunda esposa de George, el padre de Whistler. Al casarse reunió los hijos del anterior matrimonio y los suyos propios. Antes de ser la imagen tan conocida por el retrato – hoy en el museo de Orsay – Anna siguió a su marido invitado a trabajar como ingeniero-jefe del ferrocarril Moscú- San Petersburgo. En esa ciudad vive rodeada de un pequeño círculo de norteamericanos que incluye al Embajador, a quienes recibe e invita a la casa, mientras George viaja con frecuencia. Pierde dos hijos. Y en 1849 regresa viuda a Estados Unidos con los otros dos, ya que Deborah se casó en Inglaterra. Estará de luto desde entonces, como aparece en el retrato. A partir de ese momento se consagra a sus hijos que todavía necesitan completar su educación.
Los pormenores de la vida doméstica de Anne –y por añadidura de su afamado hijo James Mc Neill Whistler – se conocen por el libro de Margaret F. Mac Donald Whistler's Mother's cookbook (1979). Las recetas manuscritas de Anne, su Biblia … los apuntes y diarios acerca de la economía familiar, narran con la luz que no tiene el cuadro el estoicismo y la austeridad de una mujer al cuidado de su familia.
Anna tiene sesentisiete años y posa para su hijo casi por azar, pues faltó la modelo. El cuadro se llama Composición en gris y negro no.1, retrato de la madre del artista, 1871.
En 1958 –cuando Virgilio escribe los primeros actos de Aire frío-- no podía adivinar que las recetas de Anna serían tan conocidas como el retrato de Whistler. Hoy el cuadro y el libro iluminan uno de los grandes textos del teatro cubano y quizás, el misterio de una acotación. Lo único que me falta por cotejar pues no lo recuerdo es si la escenografía de Guido Llinás para la primera puesta de Aire frío, dirigida por Humberto Arenal (1962) respetó las indicaciones de Piñera.

1 comentario:

Lillian's Summer Blog dijo...

Hay una foto de Aire Frío en el album de Laura Zarrabeitia en la Colección de Herencia Cubana de la Universidad de Miami donde aparece el cuadro colgado en una de las paredes.
Para los interesados, también hay una tesis doctoral de Pilar Cabrera Fonte que incluye un análisis muy interesante sobre la función del cuadro en la obra:
"Altamente teatral: Subject, Nation and Media in the Works of Virgilio Piñera" [http://repositories.lib.utexas.edu/handle/2152/ETD-UT-2010-05-804?show=full]