viernes, noviembre 24, 2006

Peter Wald y Bola de Nieve


Alberto Insúa es el seudónimo de Alberto Galt y Escobar (1863-1963) que aunque nace en Cuba, parte con su familia a España a los doce años y llega a ser muy conocido en los años veinte por sus novelas cortas y folletines, la más famosa El negro que tenía el alma blanca, (1922) que alcanza muchísimas ediciones, traducciones y tres versiones en el cine. Hace poco leí en una crónica de Humberto Arenal – tomada de su libro Encuentros-- que en varias ocasiones Bola de Nieve le propuso transformarla en una obra musical para actuar en ella. Por curiosidad, Alberto-novelista es marginal a mis búsquedas, me interesan las obras teatrales que escribió a dúo ó con Alfonso Hernández Catá como Cabecita loca (1914) El amor tardío (1915) El bandido (1915) y La culpa ajena (1916), di con la novela.

El negro que tenía el alma blanca es la melodramática historia de Peter Wald, un famoso bailarín, enorme sensación en Europa cuando se da a conocer en París. Recién llegado a Madrid y contratado para actuar en el teatro del sainete, el negro Peter librará una lucha sorda consigo mismo, su inferioridad y la imposibilidad de blanquear su piel. Porque Peter Wald es la máscara tras la que se oculta Pedro Valdés, descendiente de esclavos, nacido en Matanzas, en el ingenio «Los mameyes», pero criado por los Arencibia, quienes regresan a España al fin de la guerra del 98 como Insúa. Una vez en Madrid, el joven Pedro percibe que su «negrura» se nota mucho más en la calle de Alcalá y decide cambiar de suerte y probar fortuna.


En rápida peripecia desde las ramblas de Barcelona cae en París con las cocottes y las boites y se convierte en un bailarín de smoking cuyos «dos pies de escarpines de charol tenían por delante la alfombra enorme y mullida de París.»

Peter, aclamado por el teatro del sainete, encarna la invasión de exotismo que Europa vivió en los veinte y que la revista de avance 1929 llama« moda y modo negros.» “Norteamérica y Europa -escribe Pedro Marco- piden, incesantemente cosas de negros. Más todavía: cosas de negros interpretadas por negros.” E igual que le pasa a Zozou (Josephine Baker), Wald encuentra éxito en Europa pero no amor. Prenda exótica, objeto de curiosidad, Wald quiere ser «querido por el color del espíritu». Pero la blanca que escoge, huye con asco el color de su piel y cuando lo comprende y se arrepiente, es demasiado tarde.

La novela, que describe al detalle la farándula madrileña de los veinte, sirve a Insúa para evocar los recuerdos de su infancia, sobre todo, los conocimientos sobre Cuba que tiene Lope de Muela, que sabe de guateques y negras que menean el mondongo(sic). No me cabe la menor duda que podría haber sido una excelente obra musical, de hecho en sus Memorias, Insúa refiere existe una «versión» teatral. Lo que me ofrece más dudas es cuál personaje podría haber interpretado Bola.

Si se es fiel a la novela, no podía haber sido el esbelto danzarín de ébano, admirado por su belleza física. ¿ Pero pensaba B
ola en un Peter Wald paródico? ¿O tenía en mente la familia esclava de Pedro? ¿Un bailarín que sufre tanto que dice en un momento «Tíñame usted»? ¿ Alguien que podía entender el alma y el corazón de Wald como diferente? ¿Un bailarín que podía cantar«No puedo ser feliz»?

No hay comentarios: