lunes, mayo 28, 2007

La luz, ese animal extraño


Gracias a la entrevista de Néstor Almendros que exhibe hoy El país del hombre de letras, un excelente blog que he puesto en mis enlaces, vi al fin, en persona, al real ser humano, de cuello y corbata, desenfadado y lúcido. Aparte del recorrido de su vida y de algunas de sus películas, Almendros habla de la "luz que entra por la ventana" de Vermeer y, sobre todo, la luz natural y dramática de Days of Heaven, la película de Terrence Malick. ¿Por qué alguien no entrevista y «recupera» para los blogs la fotografía de Ramón F. Suárez, ese otro gran artífice del cine cubano?

Con Almendros completé un fin de semana «luminoso», pues vimos la excelente retrospectiva de Dan Flavin (1933-1996) (en el LACMA de Los Angeles) que ha recorrido otras ciudades norteamericanas. Por más de treinta años Flavin trabajó con los tubos de luces fluorescentes, los simples, mundanos y triviales tubos de «luz fría» que en diferentes tipos de instalaciones y espacios crean combinaciones cromáticas que afectan los sentidos e imagino el comportamiento pues dan ganas de tocar, explorar y caminarla como en un paseo.
La fotografía es Sin título (en honor de Harold Joachim) 3, 1977. Foto de Jim Billy. Tomada de www.diacenter.org

No hay comentarios: