viernes, mayo 18, 2007

Títeres y autos religiosos


Cádiz fue el centro irradiante de una larga tradición titiritera. Y en los barcos que traían los emigrantes a la isla vinieron retablos que entretuvieron a la tripulación durante las largas travesías con funciones de títeres de cachiporra. Rine Leal y Yolanda Aguirre aportan el dato más antiguo cuando refieren que, según el Papel Periódico del jueves 12 de julio de 1792:
Modesto Antonio, que ha llegado de Cádiz en el bergantín Nuestra Señora del Carmen, desea mostrar al público su habilidad por medio de unos muñequitos descoyuntados que hará bailar con perfección al son de una guitarra, solos y acompañados, advirtiendon que en cada no che se les tocarán dos sonatas distintas las que desempeñarán con gracia, dejando a todos admirados.

En Cádiz se conserva uno de los más hermosos teatros de muñecos que he visto, los títeres de la Tía Norica. Muchos de los que visitamos la ciudad conservamos el recuerdo de algunos de sus espectáculos, los Autos de Navidad o el más emblemático: el Sainete de la Tía Norica que narra increíbles peripecias de la «tía» y su sobrino-nieto Batillo. Desirée Ortega ha publicado la edición crítica del Sainete de la tía Norica, su estudio tan inteligente y lleno de imaginación y datos.

Recuerdo a la Tía Norica porque acabo de revisar una curiosidad: los tres autos religiosos de Eugenio Florit, escritos, según dice, para ser representados por sus estudiantes de español del Barnard College en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Claro que los pastores de la Tía Norica, con su sabor netamente andaluz, son muy diferentes a los del poeta que recrea el Auto de los Reyes Magos y lo «completa» al añadir escenas en el pesebre de Belén. Una bellísima edición que nadie había abierto desde 1960 y como los muñecos tienen licencia para casi todo, me imaginé la representación de uno de nuestros escasos textos religiosos por la compañía gaditana.

1 comentario:

lavenadelgusto dijo...

Me alegro tanto de saber de ti...

Como todos los viejos dicen


Estas igualita!

damian