lunes, septiembre 17, 2007

Alberto Alonso en la danza


Por estas fechas debe estrenarse un documental sobre el coreográfo cubano Alberto Alonso titulado Dance of my heart sobre su vida y su legado que, según la descripción, no enfatiza en su pasado sino en su resurrección en los Estados Unidos, su trabajo en la enseñanza y sus nuevas coreografías. Aunque normalmente no leo periódicos locales, empecé a buscar después de ver el magnífico documental sobre los ballets rusos y me dije "Alberto Alonso debió ser entrevistado". En su juventud formó parte del elenco del Ballet ruso de Montecarlo, así como Ramiro Guerra ha contado sobre su etapa de formación con una «disidente» de ese ballet que tenía una academia en La Habana: Nina Virichína.
Pero en realidad debíamos hacer mucho más por reconocer el legado de Alberto Alonso que no sólo es el creador de su reconocidísima y controvertida Carmen, sino de la que se considera la primera obra coreográfica social Antes del alba (1947) -- música de Hilario González y escenografía de Carlos Enríquez-- donde los elementos populares entraron a formar parte del ballet clásico y Un día en el solar, comedia musical de Lisandro Otero basada en una idea suya, con música de Tony Taño, estrenada en el Teatro Musical de La Habana (1965).
Por sólo esos tres magníficos momentos, Alonso es un capítulo de la danza cubana. Otro, sin dudas es el de Sonia Calero, cuya sola imagen evoca para los cubanos de mi generación el movimiento, el ritmo y la gracia. Pero Sonia ella sola bien merece otra entrada de La flecha....

La información en este periódico:
Ricardo Acosta dirige el documental.
La fotografía es la de la gira del ballet ruso 1936-1940 a Australia : Tamara Grigorieva, Irina Zarova y Alberto Alonso, delante. Biblioteca Nacional de Australia.



No hay comentarios: