viernes, septiembre 07, 2007

Brevísimas teatrales

Acabo de revisar, gracias a la gentileza de Cristóbal Díaz Ayala, el libro de Arístides Falcón Paradí La crueldad en el teatro de Matías Montes Huidobro, editado por Society of Spanish and Spanish-American Studies de la Universidad de Colorado, Boulder, 2006. El libro se suma a la ya extensa nómina de autores a quienes ha interesado la obra del cubano y es probable que vuelva a él más adelante. Mientras, los dejo sólo con el aviso.

El Instituto Cultural René Ariza estrena su blog.

Mi entrada "Cubanas en la biblioteca del Celcit de Argentina" se actualizó con la fotografía de Magaly Muguercia. Aparte de las obras comentadas, hay otra pieza nueva, Charlotte Corday, de Nara Mansur.

La obra de Carlos Lacamara Havana Bourgeois se representa en Hayworth Theater (un teatro de sesenta localidades) en Los Angeles y ha recibido críticas aceptables . Como cierra en septiembre 16 -- y no he podido ir-- les comento algo de lo que dice Terry Morgan en Variety. Aunque la pieza tiene un punto de vista anti-Castro, explica cómo algunos vieron inicialmente a Fidel como un liberador. En 1958, Alberto (David Michie) trabaja para una agencia de propaganda en La Habana y hace lo posible por salir adelante frente a su competencia. Hay un personaje gay --que interpreta Tony Plana. A medida que avanza la trama, Castro se apodera de la firma y Alberto abandona el país con su familia. La crítica anota que la dramaturgia es efectiva en desarrollar el ambiente del lugar de trabajo "but the use of Castro speeches between scenes comes of a bit heavy-handed". Celebra la escenografía de John Iacovelli y el vestuario de Traci Mc Wain "offering just the right tie, guayabera and polished leather shoe".
Mis glosas son, como se observa, esquemáticas. Dirige John Lawrence Rivera.
La fotografía de Havana... la tomé de Los Angeles Times.

1 comentario:

varela blog dijo...

entre fascinado por el titulo del blog. lanzar la flecha bien lejos es el goal de todo arquero?
para mi era lo de guillermo tell... o sea, tirale al hijo en la cabeza a cien pasos, y darle a la mazana y no al hijo.

saludos