lunes, octubre 29, 2007

Rita Montaner y el auge lírico


A partir del año 1927 La Habana conoce del esplendor del género lírico y el auge de la zarzuela cubana. En el capítulo dedicado a Gustavo Sánchez Galarraga: muñecas, lupanar y zarzuela se analizan algunas de sus obras dramáticas, pero sobre todo, el contexto que produce un momento único.
Les aclaro que si alguien se anima a bajarlo de Scribd -también se puede abrir la pantalla--debe considerarlo un «borrador», decente pero borrador al fin, que me es muy útil para la revisión final y el futuro libro impreso en papel. A Scribd -- una comunidad de documentos-- cada día entran de cincuenta a sesenta personas que tal vez no lo lean pero se detienen y eso anima a seguir escribiendo. También hoy me ha animado Google con un tres, después de un buen rato, pero sobre todo Connie, que ahora abre su caja de Pandora musicológica y ha reproducido tres maravillas de Rita Montaner, a petición de sus muchos admiradores. Rita -- como ha escrito Ramón Fajardo Estrada en Testimonio de una época, ese gran libro sobre Rita-, fue amiga de Sánchez Galarraga, frecuentó sus tertulias y conoció en ellas a muchas personalidades como Catalina Lasa. Aquí canta en su vertiente lírica, pero a lo mejor algún día, alguien me dice que conserva grabaciones de "La chismosa" o me traen de regalo la fotografía de la estatua del poeta en el Parque Tulipán, cerca de la imprenta Osvaldo Sánchez, antigua Omega donde fui tantas veces a llevar originales.

Para ese capítulo me fue indispensable el libro de Enrique Río Prado: La Venus de bronce.
El Archivo de Connnie, como siempre, en mis enlaces.

No hay comentarios: