domingo, octubre 07, 2007

Tiperritas cubanas


Acabo de consultar Capas populares y modernidad en Cuba (1878-1930), de María del Carmen Barcia (La fuente viva, Fundación Fernando Ortiz, 2005) un muy útil recuento del tejido social que conformaron desde finales del siglo pasado las asociaciones de las capas populares, socorros y ayudas mutuas, gremios y mutualidades así como sociedades de recreo, beneficencia y cultura. Similar papel en el entramado jugaron los centros regionales españoles: el Gallego, el Asturiano, y las diversas casas de salud que, como el Centro de Dependientes o La Benéfica, hemos conocido todavía con sus nombres originales. Sería muy ligero de mi parte glosar en dos párrafos un libro tan paciente y dedicado, pero aunque no encontré ninguna referencia al teatro, la historiadora se interesa por un libro de 1911: Purita Rosal, la novela de una tiperrita, de Manuel Villaverde, en la que los personajes de Purita y Lola son «tiperritas» que viajan en tranvía y trabajan en la calle. El término tiperrita -- que había leído en Eladio Secades --¡ es una cubanización de type writer¡. Las cubanas son mecanógrafas, precursoras de muchas mujeres que antes como despalilladoras, lavanderas y modistas empezaron a trabajar en la calle.

No hay comentarios: