viernes, enero 25, 2008

Bailarina callejera




No la dejen sin crédito, por favor. Mide treinta pies de altura y nadie puede atravesar la calle Main, en Venice, ( no la de Italia sino de California) sin advertirla encima del Renaissance Building con su tutú de muselina estropeado, dividida en dos, mitad bailarina clásica y mitad artista callejero-- como los tantos que hay en la acera de la playera Venice haciendo sus performances. Su cara de payaso triste, sus guantes de domador de circo, su torso de maniquí o de bailarina retirada y el pie en la posición de ir a bailar. Su pirueta estática, su ridícula parálisis en movimiento.

Obra del artista Jonathan Borofsky (1989) es kitchy y despiadada, pero con ella no hay medias tintas. Hay quienes aseguran que los vecinos la aman y la odian. A mí me gusta muchísimo Ballerina clown, tan a tono con Venice, la calle que es un teatro de los sesenta, como se puede ver en la fotografía.

2 comentarios:

Ernesto dijo...

Querida Rosa Ilena: el crédito está en el artículo de Néstor, que cita la pieza y la describe. Creí que era obvio, pero parece que no. Muchos saludos,
E.

GaviotaZalas dijo...

Reproducr una ciudad dentro de otra lo encuentro una idea de mal gusto,,,es casi declarar q no existe identidad, está de moda reproducir Venecia por todas partes,,pero me pregunto: ¿en california construyeron también los canales? de todos modos Venecia es única, está diseñada par aser vista desde el mar o la laguna veneciana,,,en fin del lobo un pelo,,,saludos