lunes, febrero 25, 2008

Koons y Ray para el mal tiempo

La puerta está abierta y de vez en cuando, los lectores se asoman y el blog debe parecerles como un solar yermo. A los que les gusta y lo siguen, no se asusten, que no va a quedar huerfáno ni abandonado, como muchísimos otros. La verdad es que si no fuera por lo maltratadísimo del verso, la conclusión es «Quiero escribir, pero me sale espuma». Estuve en la inauguración del BCAM, (Broad Contemporary Art Museum), de LACMA, el edificio nuevo del museo del condado de Los Angeles, que diseñó Renzo Piano y alberga muchísimas obras de la colección de los Broad. Pensé en Machetico, que alucina con Lichtenstein, Ruscha, Koons y -- a lo mejor-- hasta con Cindy Sherman. He leído tanta controversia alrededor del espacio y la muestra misma que tendría que estar mucho más informada para escribir de manera objetiva. Sin embargo, para mí es primicia -- sólo en Los Angeles he visto originales de Warhol o de Baldessari, ese ícono de Flavio Garciandía, o Jasper Johns , y como zapatero a sus zapatos, encontré, como siempre, algo relacionado con el teatro. Gym interior, de Mike Kelley, mezcla video, escultura y fotografía y se parece al teatro que quisiera ver, la escena táctil y degradada, como vista por aficionados malos y al mismo tiempo candorosos. Desde luego que la libertad de decir cosas como ésta me la da el blog, que después de todo, es también impresionista, como se decía antes, de las críticas malas.
Ni siquiera este edificio -- se podrán decir muchas cosas, pero no es aburrido--me permite una nota alta para el blog, que intenta, dar al mal tiempo -- al malísimo tiempo de nublados, nubarrones y chubascos---, su mejor cara, que después de todo, tenemos que seguir adelante, ¡alánimo!

Un recorrido por las obras y la colección Broad

Y un paseo con fotos aficionadas. El carro de bomberos es de Charles Ray y tiene el mismo rojo del ómnibus que va a Santa Mónica. Y las luminarias antiguas ya se reconocen como un «sitio» para recordar en esta ciudad de neón. Las fotos mejores son, como siempre, de Felipe.

1 comentario:

machetico dijo...

Señora: Olvídese de los nubarrones, que cuando Ud. escribe así, salió el sol. Gracias, abrazo.

PS: Sueño con lo mejor de Sherman a menudo, pero últimamente me atenazan las alegres pesadillas rojas de Shepard Fairey.