domingo, febrero 10, 2008

Viajar en electromotor


El tema del viaje es recurrente en el teatro cubano. Ya se sabe. Qué bueno sería tener tiempo y ganas para reunir esas obras. Los primeros en soñar con el viaje lo hacen en un texto de Raimundo Cabrera y Bosh -- el padre de Lydia-- que se titula "Del parque a la luna", o "Viaje a la luna", que si no es el primero, debe estar entre los precursores, con ciento seis funciones en el Teatro Cervantes en 1888. En el Parque Central de La Habana, un kiosko anuncia la venta de boletos para el viaje lunar a bordo del electro motor inventado por el francés Floripan. Se inscriben para probar suerte propietarios arruinados, un periodista de oposición, un guajiro asaltado por ladrones y una entusiasta turba que acompaña al astrónomo infernal en su travesía utópica. Un hombre que los ve partir exclama:

¡Emigra la gente toda
de esta tierra sin fortuna!

Papier maché, de autor desconocido, probablemente habanero.

1 comentario:

machetico dijo...

Súperinteresante lom de Raimundo cabrera y bello el avioncito. Abrazo.