domingo, marzo 16, 2008

Corresponsal despistada


Mi corresponsal jamás pensó que las primeras medidas que los cubanos esperan con ansiedad empezaran por liberar la venta de computadoras, reproductores de dvd, y menos, por autorizar que los cubanos puedan alojarse en los hoteles. Pero no es extraño. Cuando preguntó en la calle, la mayoría habló de otras cosas, como el traspaso legal de automóviles y casas y algunos, (los menos), eliminar el gravámen del veinte por ciento sobre el dólar que diezma las remesas. Pero cada quien se imagina a su manera las medidas de Raúl y por algo hay que empezar. (Mi corresponsal es un cubano de a pie que necesita muchas cosas antes de comprarse una computadora o soñar con alojarse en el Habana Libre.)
Las medidas --que comenta con bombo y platillo alguna prensa extranjera-- dejan a los de acá (como yo misma) en la perplejidad, porque llegan no sólo en el momento de declive del dólar, sino cuando los los diferentes servicios de envíos de remesas cobran comisiones desorbitadas por hacer llegar ayuda a la familia. Sin contar que si por casualidad algún alma caritativa lleva los «verdes» contantes y sonantes, el destinatario pierde en la CADECA el 20% en el cambio.
Nadie tendría nada que objetar a la venta de las computadoras y reproductores de dvd ( que desde hace tiempo están disponibles a muy alto precio en las tiendas virtuales) ni a los aires acondicionados, ni las secadoras de pelo ni las freidoras ni las arroceras y la cafetera express. Estas desencadenarán otras medidas añoradas y deseadas como el acceso libre a la internet, más bancos de películas y ventas de dvds. Sin embargo, no he leído en los más preciados blogs de la isla -- como la imprescindible Yoani-- que alguien se pregunte lo más elemental. ¿Cuánto costarán las computadoras y sus sofisticados aditamentos? ¿Se venderán en pesos o en cuc? ¿También a plazos?

Como un detalle adicional y dominguero, mi corresponsal me cuenta que esta cafetera es la que está de moda y en el hit parade.

No hay comentarios: