miércoles, junio 18, 2008

Lázaro Enríquez calígrafo


Algunos encuentros son tristes. ¿Cómo es que nunca supe que Lázaro Enríquez murió en Vigo hace tres años? Estuve intentando encontrar alguna de las viñetas o diseños que hizo para Tablas en el breve período en que la diseñó, a finales de los ochenta, pero no los encuentro o están sin firma, como a veces era usual. La revista de entonces -- impresa en la o4, de Ferrer, donde todavía había linotipo--- tiene mucho encanto y algunas de esa época, el candor de Lázaro Enríquez que pensaba la vida como caligrafía. Para este pequeño homenaje, sin embargo, he encontrado muchos testimonios de los que lo conocieron después pero lo arroparon bien, como es posible comprender, lo que hace de su muerte -- doblemente inesperada para mí-- menos dolorosa. Afincado en Vigo, en estas Angelgrafías no sólo se aprecia su maestría sino el cuerpo teórico y conceptual al que arriba al pensar las letras en función de la poesía.
Afincado en Vigo desde principios de los 90, Enríquez está considerado el "'último gran calígrafo occidental' y ha trabajado en colaboración con numerosas editoriales de Cuba y de España, entre ellas, Edicións Xerais, con la ilustración de varios libros para niños.
Nacido en La Habana, en 1950, recibió numerosos premios por su labor, entre ellos, una mención especial y medalla de oro en Japón, por su trabajo de caligrafía.
Además de carteles, láminas e ilustraciones para libros -- entre ellos uno sobre los seres míticos de Galicia--, la organización de la World Fishing Exhibition 2004, celebrada en Vigo, le encargó la elaboración de un cuaderno de acuarelas.

No hay comentarios: