viernes, julio 11, 2008

Ramos y los Estados Unidos (notas): Cuando huele a podrido


José Antonio Ramos, autor de Tembladera y La recurva, entre otras obras dramáticas, vivió en Estados Unidos como diplomático durante tres estancias y lo conoció muy bien. Muchísimas referencias hay en sus piezas a esta experiencia, desde el marcado interés de Teófilo, uno de los personajes de Tembladera por "irse a los Estados Unidos" hasta el intento de Mr. Carpetbagger de comprar la finca. En El manual del perfecto fulanista escribió : "El desprecio yankee nos obliga a sentirnos cubanos y a vivir junto a ellos en constante recelo. El desprecio yankee pone entre los Estados Unidos y Cuba la distancia y los obstáculos que son necesarios para que un pueblo grande no consiga jamás subyugar a uno pequeño". Partidario de que se conocieran mejor ambas naciones, escribió un Panorama de la iteratura norteamericana, cuya segunda edición iba a ser sufragada por una institución de Estados Unidos, cuando Onís y Mañach, que estaban entonces en Columbia, informaron de tal modo contra la distribución de su Panorama.... que la entidad auspiciadora retiró el dinero para la edición. Hay que leer la dolida carta de Ramos a su amigo Manuel Pedro González para conocer su estado de ánimo. Sin embargo, en el texto, lastrado por su propósito didáctico, hay valiosos juicios sobre muchos autores, entre ellos Dewey y O'Neill. En "La leyenda de las estrellas", los Estados Unidos son la tierra promisoria para un joven inmigrante y a lo largo de su obra, al menos la dramática, el respeto está por encima de las diferencias políticas. En 1916 reconocía que "les debemos que la transición al régimen republicano se hiciere sin reacciones violentas, sin reacción de las muchedumbres" .... "Los Estados Unidos caen como buitres sólo cuando el desbarajuste interior del país les ofrecese el pretexto de mezclarse. Cuando huele a podrido"....

El fragmento de la fotografía pertenece a Itinerario del deseo. Diario de amor, de Yara González Montes y Matías Montes Huidobro. Ediciones Universal, 2004. Y lo he reproducido porque es un facsímil de su manuscrito. Y porque quiero recomendarles el sitio web del autor, donde se pueden comprar la mayoría de sus obras.

No hay comentarios: