lunes, agosto 25, 2008

Cuba detrás del telón


En fecha muy reciente, Matías Montes Huidobro ha dado a conocer dos de los tomos que componen su Cuba detrás del telón (I) y (II) (Ediciones Universal, 2008) que junto a El teatro cubano en la república (Boulder, 2002) y Persona, vida y máscara en el teatro cubano (Universal,1973), son sólo la parte visible del iceberg del gran proyecto investigativo de este estudioso, narrador y dramaturgo cubano, sin contar esa joya que escribió con su esposa Yara González, un libro único en la historiografía cubana (Itinerario del deseo), en el que Yara y Matías comentan, argumentan o se contradicen a partir del Diario de amor de Ramos, retrato a cuatro voces de la pasión amorosa de nuestro gran dramaturgo.
Cada vez que recibo uno de estos ejemplares, aumenta mi respeto y admiración hacia su obra, llena de tantos hallazgos críticos y opiniones personales, a veces atrevidas o punzantes, pero siempre originales y en los que la valoración del dramaturgo no está por encima del estudioso, sino en justo equilibrio. Antes de llegar a Estados Unidos, conocía sus obras de los sesenta, algunos de sus artículos para Lunes de Revolución y fragmentos citados aquí y allá de Persona.... Los colegas que lo conocieron antes, y regresaban de eventos o festivales donde se lo encontraban, siempre comentaban la caballerosidad y la «clase» de Matías. En Estados Unidos, sus libros han sido para mí un permanente estímulo para seguir estudiando el teatro cubano y si en ocasiones no he insistido más, es por pudor (le sigo los pasos) y porque algún día, mis libros se encontrarán con los suyos en los anaqueles de alguna biblioteca. No estamos de acuerdo en muchas cosas, probablemente tendremos opiniones a veces opuestas, matices en juicios y enfoques, pero todos son exhaustivos y lo revelan de cuerpo entero, analista apasionado y de enorme honestidad intelectual.
Si pensamos que desde 1961 Montes Huidobro vive en los Estados Unidos y no ha vuelto al país donde nació, es comprensible cuánto esfuerzo, dedicación, energía hay en estos volúmenes, en los que – sobre todo el dedicado al teatro cubano hasta 1966–, la ausencia se suple con paciencia, rigor y estudio. En el primero de ellos Teatro cubano: vanguardia y resistencia estética, Matías es un testigo de excepción de esa primera etapa, compleja y tumultuosa y su punto de vista es único, como ya anticipó en un artículo muy completo sobre Lunes de Revolución, a disposición de los interesados gracias al archivo digital de Latin American Theatre Review.

En ocasiones, esperando y esperando la oportunidad, una no llega a decirle a sus colegas, cuánto ha recibido de sus libros. Cualquiera de nosotros "muere" por un hallazgo crítico y Matías tiene incontables. Se lee el teatro cubano y se piensa en su «cainismo» porque sus libros nos ayudan no sólo a comprender la escena, sino eso que alguien ha llamado, "el carácter nacional". Entonces, antes que la oportunidad se escape de nuevo, celebro desde La flecha... una obra magnífica.

En esta página web se pueden adquirir sus libros a través de Pro-Teatro Cubano.

2 comentarios:

Belkis Cuza-Malé dijo...

Querida Rosa Ileana:

Voy a publicar en el próximo número de Linden Lane Magazine la entrevista completa que le hice a Matías y acabo de ver tu post sobre sus libros. Quisiera también que apareciesen en LLM en la sección de Notas de Libros. O si prefieres escribir algo nuevo.
Por favor, hazme saber si me autorizas o si decides lo segundo.
Un abrazo y muchas bendiciones,
Belkis
www.belkiscuzamale.blogspot.com
www.lacasaazulcubana.blogspot.com

Rosa Ileana Boudet dijo...

Querida Belkis: Con mucho gusto. Si tengo tiempo lo reviso y le agrego algo tal vez, su no publícalo sin más. Te dejo aquí el mensaje en lo que busco tu e-mail.
Rosa Ileana