viernes, noviembre 07, 2008

René Buch, fundador


Que yo sepa --salvo La caracola vacía (en una revista Lyceum)– René Buch, no ha publicado el teatro que escribió en Cuba a finales de la década del cuarenta, constituido a saber por La primavera y el mar (1947), Nosotros los muertos (1948) y Del agua de la vida (1948), a juicio de Natividad González Freire, la mejor realizada, como "retrato fiel de la vida opaca y mediocre de la clase media en una ciudad provinciana".
Como Jorge Antonio González, Roberto Bourbakis, Modesto Centeno, Nora Badía, y muchos otros, no publica sus textos y ya cuando González Freire escribe su libro, dice que de La primavera y el mar no queda en Cuba ningún libreto.
Estoy en estos días revisando Prometeo, la revista que es otra de las hazañas de Francisco Morín donde hay testimonio gráfico de las obras estrenadas por Buch en esta etapa. Las fotografías casi no permiten reconocer a los actores, pero en La primavera... aparecen Gaspar de Santelices y Carmen Montejo, que fueron dirigidos por Ramón A. Crusellas.

Jorge Antonio González escribió que “Si admiramos al principiante de La primavera y el mar, más aún admiramos al creador de la bella comedia en tres actos Del agua de la vida, “cuya acción ocurre en Santiago de Cuba, a principios de siglo. Más valiente y más seguro, Buch aborda el tema de la incomprensión." Esta segunda imagen corresponde a la pieza que el autor ubica en su ciudad natal. Todavía estamos a tiempo de publicar a Buch, que por mi experiencia con La caracola... es un escritor seguro, capaz, uno de los primeros en mirar dentro de sus personajes para conocer sus desequilibrios síquicos y su emocionalidad. A La flecha, le encantaría poder digitalizarlas para comprender una etapa rica y fundadora, que todavía asombra.
Les recomiendo la entrevista de Armando López a René Buch, con motivo del cuarenta aniversario de Repertorio Español. Creo firmemente en abrir puertas, dice con humildad.

No hay comentarios: