viernes, enero 09, 2009

El crítico y su avatar


Yahoo! Avatars

La flecha
... , algo temperamental, teatrera al fin, intenta acomodarse a los nuevos tiempos en que pareciera que todo –hasta nuestra intimidad– se comparte en las redes sociales. Allí nos presentamos no como somos realmente sino como avatares, virtuales, reinventados, para un mundo de fantasía -- donde el sufrimiento o la alegría no usa máscaras sino se expresa con emoticones y la gente real aparece no en el momento en que es desahuciada de su vivienda o en discusiones violentas con su vecino, sino con el disfraz, la copa en la mano, la sonrisa que Héctor Quintero llamaría de «dentrífico». Puro teatro que reemplaza el que experimentamos en la sala oscura, frente a actores de carne y hueso y que compartimos sin movernos del lugary sobre todo, sin entradas. Más seguro y en tiempos de crisis, más barato. Para quien ha pasado más de treinta de su vida adulta en el teatro o en las representaciones reales – calles, plazas, anfiteatros– es una sacudida y un aprendizaje.
Como siempre, parecen ser las marionetas las más dúctiles y más atrevidas para lograr un mundo poético.
Sin dudas, tiene aplicaciones increíbles para la enseñanza, el estudio y la arqueología del teatro. Porque si hoy entramos en el Globo, mañana podríamos desplazarnos al Buendía y pasado al Odin Teatret.
Y con lo carísimo que es Broadway, podría asistir a alguna función. Aquí no han olvidado a los críticos y les tienen asegurado su rincón.
Para esta ocasión reservé en Yahoo mi avatar como crítico teatral en jublilación.

1 comentario:

YAMIL CUELLAR dijo...

Muy bueno, gracias Rosa, aunque no cuentes con los artilugios de seguimiento, tienes muchísimos admiradores que respetan tu blog, entre los que me encuentro.